Sin sorpresas en la segunda jornada, que deja a siete equipos invictos

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 6

Pin
El jugador del Real Madrid, Jaycee Carroll (c) durante el partido de la Liga Endesa que su equipo ha disputado contra el Retabet Bilbao Basket en Bilbao. EFE

Sin sorpresas en la segunda jornada, que deja a siete equipos invictos

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 6

La segunda jornada de la Liga Endesa se cerró este jueves sin sorpresas y dejó a siete equipos invictos empatados a dos victorias, con el Unicaja como líder provisional por su mejor coeficiente de puntos.

Los malagueños no tuvieron problemas para vencer a un recién ascendido San Pablo Burgos que fue muy inferior y que ya perdía al descanso por un contundente 65-32.

En los hombres de Joan Plaza, que bajaron sus prestaciones en la segunda parte con el partido ya resuelto, destacó el estadounidense Jeff Brooks, que sumó trece puntos sin fallo, capturó cinco rebotes y acabó como el jugador más valorado del choque con 21 tantos.

En Bilbao, un gran partido de Anthony Randolph enfrió la caldera de Miribilla, el calor de una afición que llevó en volandas al RETAbet Bilbao Basket y que no claudicó hasta cuando en el tramo final vio a su equipo ceder a los 'hombres de negro' ante el poderío del Real Madrid (80-87) después de haber mandado durante más de 30 minutos.

La actuación del ala-pívot estadounidense de pasaporte esloveno (26 puntos, 9 rebotes, 2 tapones y 11/15 en tiros de dos) fue el asidero blanco durante buena parte de un choque entretenido y que los de Pablo Laso decidieron en su parte final.

El Valencia Basket, actual campeón, también sumó su segunda victoria de la temporada al ganar al Monbus Obradoiro por 80-67 en un encuentro igualado en el que, si bien Erick Green fue su máximo anotador, fueron Rafa Martínez y Sam Van Rossom, dos de sus veteranos, los que le condujeron al triunfo.

La entrada del base belga despertó al Valencia tras un mal inicio, una explosión anotadora de Rafa Martínez entre el final del tercer cuarto y el inicio del cuarto le impulsó para neutralizar el último arreón gallego y la dirección de Van Rossom le concedió un plácido final de partido.

En el derbi catalán jugado en Badalona, el Barcelona se llevó una apurada victoria en un choque que no se decidió hasta los últimos segundos y que acabó con una ventaja blaugrana de dos puntos frente a un combativo Divina Seguros Joventut (72-74).

El Iberostar Tenerife se puso el mono de trabajo en el último cuarto y acabó derrotando al UCAM Murcia por 84-78 para seguir en la parte alta de la tabla en un duelo que dominaron los murcianos, pero que no lograron rematar cuando tuvieron ocasión.

El último cuarto se inició con ventaja visitante por 61-69, pero el conjunto de Nenad Markovic se reactivó y, con un excelente trabajo ofensivo de Ponitka y una buena labor de Tobey y Allen en el rebote ofensivo, lograron darle la vuelta al marcador ante un UCAM que acusó, en este tramo final del choque, el esfuerzo realizado en los tres periodos anteriores.

Y el otro equipo canario, el Herbalife Gran Canaria, sufrió para ganar en la pista del Tecnyconta Zaragoza y lo hizo con la suerte del campeón ya que el encuentro se decidió gracias a un desgraciado palmeo de Varnado al intentar sacar un tiro libre de su canasta, que dejó el marcador en imposible cuando solo faltaban once segundos.

El partido había llegado a ese momento 93-94 y el base israelí Mekel disponía de dos tiros libres anotando el primero y fallando el segundo, aunque el pívot norteamericano del equipo aragonés la metió en su propia cesta al intentar barrer el balón rebotado, lo que dejó el marcador 93-97 que decidió el encuentro.

En Vitoria, el Baskonia se valió de un mágico segundo cuarto para superar al Movistar Estudiantes y obtener el primer triunfo de la era Prigioni por 94-76 gracias a un trabajo coral del conjunto vasco.

Los vitorianos consiguieron, del mismo modo, sobreponerse a un mal tercer cuarto y cerrar el choque con un parcial final que dejó un buen sabor de boca en los aficionados locales y evitó que el Estudiantes consiguiera entrar en el partido.

Por su parte, el Gipuzkoa Basket confirmó las buenas sensaciones que desprende su plantilla con un triunfo contundente ante un Real Betis Energía Plus desarbolado desde el inicio (94-60) y que no pudo frenar el buen partido de Henk Norel , acabó con 25 puntos, doce rebotes y 36 de valoración.

Y en el partido más igualado de la segunda jornada, una canasta de Paco Cruz en el último suspiro de la prórroga dio la victoria este miércoles al Montakit Fuenlabrada en la pista del MoraBanc Andorra por 94 a 95 en un choque trepidante.

Se trata de la segunda victoria en dos encuentros del equipo que dirige Néstor García, que estuvo más sólido que un Andorra que rozó el milagro pero se quedó sin premio y no conoce la victoria en los dos partidos de liga.

Redacción

Redacción

noticias 25K RANK 1
lecturas 100K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook