noscript image

117-120: Randle y Brunson con los Knicks apagan a Tatum y los Celtics

Redacción por Redacción @besoccer_com - 2

Pin Julius Randle (d), pívot de los Knicks de Nueva York, fue registrado este jueves, 26 de enero, al intentar superar la marca de Al Horford (i), de los Celtics de Boston, durante un partido de la NBA, en el coliseo TD Garden, en Boston (Massachusetts, EE.UU.). EFE/CJ Gunther
Julius Randle (d), pívot de los Knicks de Nueva York, fue registrado este jueves, 26 de enero, al intentar superar la marca de Al Horford (i), de los Celtics de Boston, durante un partido de la NBA, en el coliseo TD Garden, en Boston (Massachusetts, EE.UU.). EFE/CJ Gunther

117-120: Randle y Brunson con los Knicks apagan a Tatum y los Celtics

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 2

La actuación de Julius Randle y Jalen Brunson, que entre los dos sumaron 66 puntos, catapultó a los New York Knicks a una trabajada victoria, con prórroga incluida, en Boston ante los Celtics por 117-120 en la que no sirvió para nada otro recital de juego de Jayson Tatum.

Randle fue el máximo anotador del partido con 37 puntos, más nueve rebotes y 2 asistencias mientras que su compañero Brunson anotó 29 puntos, cuatro rebotes y siete asistencias. En los Knicks también destacó el pívot Jericho Sims con 14 rebotes.

En los Boston, Tatum terminó la noche con un doble doble de 35 puntos y 14 rebotes, a los que añadió cuatro asistencias y un tapón. Jaylen Brown sumó 22 puntos, nueve rebotes y dos asistencias.

Los Celtics, el equipo más en forma de la NBA en estos momentos, volvió a echar de menos a su base titular, Marcus Smart, de baja con un esguince en el tobillo derecho desde el pasado 21 de enero.

Los de Boston, que hasta que se lesionó Smart acumulaban nueve victorias consecutivas, han perdido los tres partidos que han disputado sin su base titular. Primero contra los Orlando Magic (113-98), después contra los Miami Heat (98-95) y hoy contra los Knicks.

A pesar de la ausencia de Smart, en el primer cuarto los locales parecieron mostrar que podían jugar sin su base titular. Tres triples consecutivos de Tatum (dos) y Al Holford, permitieron a los Celtics un parcial de 9-0 y despegarse en el marcador 13-5.

Los Knicks eran incapaces de responder ni al juego exterior ni al interior de los hombres de verde y tras seis minutos de partido, los Celtics alcanzaron su máxima ventaja en el marcador, 15 puntos, con un 22-7.

Pero tras la exhibición inicial de Tatum y Brown, llegó la respuesta de Randle y Brunson. Randle anotó cinco puntos consecutivos, un triple y un mate, mientras que Brunson hizo dos triples consecutivos.

Fue suficiente para parar a los Celtics y permitir que los Knicks no se descolgasen del partido en el primer cuarto.

A la conclusión de los primeros 12 minutos de juego, Celtics seguían por delante, pero su delantera se había reducido a ocho puntos, 34-26.

En el segundo cuarto, el entrenador de los Knicks, Tom Thibodeau, decidió dar un descanso a Randle, que sólo jugó dos minutos.

La labor anotadora de Randle, que había hecho 14 puntos en el primer cuarto, fue asumida por Immanuel Quickley. El alero jugó la totalidad del segundo cuarto y anotó 15 puntos, casi la mitad de todos los que los Knicks consiguieron en el periodo.

Los Knicks se hicieron con el control de la pintura de los Celtics. De los 32 puntos que hicieron en el cuarto, 21 los consiguieron desde el área, mientras que los tiradores de los de Boston no anotaban con tanta facilidad su triples.

Al descanso, los Knicks habían limado la ventaja de los Celtics a dos puntos, 60-58.

Tras la reanudación, Randle volvió a la pista con la misma efectividad que había demostrado en el primer cuarto y los Knicks rápidamente tomaron la delantera en el marcador gracias a la aportación de Brunson.

Cuando terminó el tercer cuarto, los visitantes se habían colocado seis puntos arriba en el marcador, 85-91, a pesar de los esfuerzos de Tatum y Brown.

En el último cuarto, con un 89-102 los Knicks alcanzaron su máxima ventaja en el marcador, 13 puntos, a falta de ocho minutos del final.

Pero la reacción de Tatum, que anotó 12 de los últimos 21 puntos de los Celtics, incluido la última canasta del tiempo reglamentario, permitió a los locales forzar la prórroga con un 110-110 en el marcador.

Los Celtics iniciaron la prórroga con fuerza. Derrick White y Tatum colocaron un 115-110 a falta de tres minutos para la conclusión.

Y de nuevo apareció Randle con un triple que paró en seco a los Celtics e inició la remontada que concluyó con el 117-120 final para los Knicks.

Redacción

Redacción

noticias 89K RANK 1
lecturas 668K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook