noscript image

126-113: Los Raptors ganan sin esfuerzo a unos Lakers desangelados sin LeBron

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0

Pin O.G. Anunoby (d) de los Toronto Raptors en acción ante Juan Toscano-Anderson de los Ángeles Lakers hoy, durante un partido de la NBA en el Scotiabank Arena de Toronto (Canadá). EFE/ Eduardo Lima
O.G. Anunoby (d) de los Toronto Raptors en acción ante Juan Toscano-Anderson de los Ángeles Lakers hoy, durante un partido de la NBA en el Scotiabank Arena de Toronto (Canadá). EFE/ Eduardo Lima

126-113: Los Raptors ganan sin esfuerzo a unos Lakers desangelados sin LeBron

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 0

Los Raptors se impusieron sin problemas en casa por 126-113 a unos desangelados Lakers que aparecieron en Toronto sin sus dos principales figuras, LeBron James y Anthony Davis, lo que sentenció el partido antes de que empezase.

Los jugadores de los Raptors Pascal Siakam y Fred VanVleet fueron los máximos anotadores del partido con 25 puntos cada uno. Además, Siakam obtuvo un doble-doble con 10 rebotes. Su compañero Scottie Barnes también terminó la noche con un doble-doble de 13 puntos y 17 rebotes.

En los Lakers, el máximo anotador fue Dennis Schroder, con 18 puntos. Russell Westbrook y Thomas Bryant hicieron cada uno 16 puntos. Y Damian Jones anotó un doble-doble de 10 rebotes y 10 puntos.

Antes del inicio del partido, el entrenador de los Raptors, Nick Nurse, declaró que el español Juancho Hernangómez estará de baja entre siete y 10 días más mientras se recupera del esguince del tobillo derecho que sufrió el pasado sábado en el partido contra Orlando Magic.

Los Lakers llegaron a Toronto con pocas esperanzas de arrancar una victoria en la ciudad canadiense. De los siete partidos anteriores que los dos equipos habían disputado en Toronto, los Raptors ganaron seis.

Además, los Raptors son difíciles de derrotar en casa, donde sólo han perdido tres de los 12 partidos disputados esta temporada hasta hoy en el Scotiabank Arena de Toronto.

Y con las ausencia de James, con molestias en el tobillo izquierdo, y Davis, con una enfermedad sin especificar, la labor de derrotar a los Raptors se antojaba una misión imposible para los angelinos.

Al público de Toronto tampoco le gustó que LeBron James viniese a Toronto pero no jugase. Cuando segundos antes del inicio del partido, la megafonía anunció las bajas, los cerca de 19.800 espectadores irrumpieron en pitidos.

El partido empezó mal para los Lakers. Durante los dos primeros minutos los Lakers jugaron sin Russell Westbrook que ni siquiera estaba sentado en el banquillo.

Cuando Westbrook salió del vestuario a 9.41 minutos para el final del primer cuarto, el marcador señalaba un 11-0 en favor de los Raptors.

Nada más salir a la pista, Westbrook proporcionó una asistencia a Austin Reaves que inauguró el marcador de los Lakers con un triple.

La entrada de Westbrook dio aire a los Lakers. Una entrada del base de los Lakers a la mitad del primer cuarto colocó a los angelinos a sólo dos puntos de los Raptors, 17-15. Pero fue la última vez que los californianos estuvieron cerca de los locales.

Cuando terminó el primer cuarto, los Raptors estaban ocho puntos arriba, 39-31. Y 12 minutos después, cuando los dos equipos se fueron al descanso, la ventaja había aumentado a 70-47 después de que los Lakers sólo anotasen 16 puntos en el segundo cuarto.

Para entonces, Fred VanVleet ya sumaba 18 puntos y Pascal Siakam 16. En los Lakers el más efectivo era Dennis Schroder con 12 puntos.

En la segunda mitad, y sin grandes esfuerzos, la ventaja de los Raptors llegó a ser de 27 puntos, muestra de que sin James los Lakers son un equipo mediocre.

Para entonces, el principal espectáculo en el Scotiabank Arena eran las luchas del equipo de seguridad del estadio con los aficionados que querían acercarse al banquillo de los Lakers y hacerse una foto con LeBron James.

Mientras, la estrella de los Lakers de lo único que disfrutaba era de una bolsa de palomitas.

James, que salió disparado a la cancha cuando su compañero de equipo Juan Toscano-Anderson se lesionó a falta de nueve minutos para el final del partido, también abandonó con rapidez la pista en cuanto el silbato final sentenció el 126-113 con el que acabó sin pena ni gloria el partido.

Julio César Rivas

Redacción

Redacción

noticias 87K RANK 1
lecturas 665K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook