noscript image

74-73. El Madrid no puede conquistar Moscú sin Campazzo

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 3

Pin Johannes Voigtmann (i) del CSKAde Moscú en acción contra sergio Llull (d), del Real Madrid. EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY
Johannes Voigtmann (i) del CSKAde Moscú en acción contra sergio Llull (d), del Real Madrid. EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

74-73. El Madrid no puede conquistar Moscú sin Campazzo

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 3

La era post-Campazzo arrancó con derrota y van trece consecutivas en Moscú. El CSKA derrotó en los últimos segundos a un Real Madrid (74-73), que desaprovechó una inmejorable oportunidad de acabar con la maldición de la capital rusa.

El Madrid dominó en el primer tiempo y nunca le perdió la cara al partido en el último cuarto, cuando Mike James comenzó a anotar como una metralleta (28 puntos).

Tuvo que ser el estadounidense con un triple imposible desde la esquina el que doblegara la resistencia del equipo de Pablo Laso en el último suspiro.

Con todo, hay vida después de la salida del argentino Facundo Campazzo. El Madrid tiene equipo para aspirar a todo.

El partido tenía miga. El primer partido sin Campazzo y en una nevada Moscú, donde el equipo blanco no ganaba desde 2008, cuando el técnico era Joan Plaza.

De inicio, un mensaje de Laso para el resto de la temporada. Otro argentino, Laprovittola, salió de base titular y Tavares arrancó en el banquillo.

Empezó frío el Madrid al ritmo de su director de juego. No anotó hasta el triple de Thompkins a los tres minutos, pero a los cinco minutos los discípulos de Laso ya se habían puesto por delante (8-9).

Eso sí, no encontraban antídoto contra un acertadísimo Shengelia, que anotó nueve puntos en el primer cuarto, incluido un triple.

Con el paso de los minutos se entonaron Randolph y Deck, pero fue gracias a un triplazo de Thompkins que el Madrid cerró los primeros diez minutos con ventaja en el marcador.(17-20)

El segundo cuarto no pudo empezar mejor. Triples de Llull y Randolph. Y más buenas noticias, el estadounidense Clyburn estaba fallón y el mejor anotador de los locales, Mike James, apenas entraba en juego.(17-26)

El equipo madridista rodaba. La defensa asfixiante ahogaba a los locales. Triple de Llull y máxima ventaja en el ecuador. (25-36)

Seguidamente, Laso pidió un tiempo muerto después de un par de imprecisiones. A partir de ahí, incomprensiblemente el Madrid se atascó en ataque.

El tiro de tres traía dividendos a los rusos. Llull y Alocén ya no encontraban hueco. Para colmo Carroll hacía dobles. Tavares, que había fallado antes, puso fin a la hemorragia con un mate al más puro estilo de la NBA. Mínima ventaja al descanso. (35-38)

El partido se igualó. Un imparable Shengelia puso por delante después de mucho tiempo al temible equipo del Ejército ruso (41-40).

El Madrid aguantaba el tipo, aunque un inconsistente Randolph falló varias canastas fáciles y Laprovittola seguía sin ver aro.

Los rusos empezaban a encontrarse cómodos. Mike James comenzaba a anotar canastas imposibles.

Respondía el Madrid. Entró Llull, Abalde por fin pudo anotar desde el triple, Carroll se estrenó y un enorme Tavares comenzó a imponer su ley en ambas zonas.

El tercer cuarto terminó con ligera ventaja local (58-55).

Una gran jugada de Llull con un perfecto alley-oop para Tavares volvió a poner al Madrid por delante (60-61) al comienzo del último cuarto.

El jabato mallorquín y James intercambiaron triples. El partido no tenía dueño, aunque tenía un buen candidato, el pequeño estadounidense, que asumió el mando y anotaba de todos los colores (24 puntos).

El Madrid iba cuatro puntos por debajo a falta de menos de tres minutos (70-66).

Una antideportiva sobre Deck en un contraataque iniciado por Llull metió al Madrid en el partido.

Pero en los últimos minutos Llull, que falló dos tiros libres cruciales, y sus compañeros, que no acertaron desde el exterior, parecían empeñados en desaprovechar una inmejorable ocasión de tomar Moscú.

No le fallaron los nervios a Thompkins. Amagó al defensor y después anotó de tres con una clase descomunal. El Madrid se ponía por delante a falta de 24 segundos (70-71).

Todas las miradas en James. Falló el triple, Deck golpeó la pelota y los rusos recibieron una segunda oportunidad. No la desaprovecharon.

El estadounidense anotó desde la esquina con un defensor encima. La maldición moscovita del Real Madrid se alarga un año más.


- Ficha técnica:

74 - CSKA Moscú (17+18+23+16): Hackett (2), Hilliard (5), Kurbánov (-), Milutinov (8), Shengelia (15) - equipo inicial - Mike James (28), Clyburn (11), Voigtmann (5), Bolomboy (-) y Ukhov (-).

73 - REAL MADRID (20+18+17+18): Laprovittola (-), Thompkins (15), Deck (14), Abalde (5), Randolph (13) - equipo inicial - Taylor (-), Llull (13), Tavares (8), Alocén (2), Carroll (3) y Garuba (-).

Árbitros. Luigi Lamonica, Saso Petek y Gytis Vilius. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la décimo primera jornada de la fase regular de la Euroliga de baloncesto disputado en el pabellón Megasport ante poco más de tres mil espectadores.

Ignacio Ortega

Redacción

Redacción

noticias 63K RANK 1
lecturas 433K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook