noscript image

Alonso vuela en Sebring e intentará reforzar su liderato desde la 'pole'

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 5

Pin Fotografía cedida por Toyota Gazoo Racing donde aperece el doble campeón del mundo de Fórmula Uno, el español Fernando Alonso, mientras habla por teléfono durante un entrenamiento en el circuito de Sebring en Florida (EE.UU.). EFE
Fotografía cedida por Toyota Gazoo Racing donde aperece el doble campeón del mundo de Fórmula Uno, el español Fernando Alonso, mientras habla por teléfono durante un entrenamiento en el circuito de Sebring en Florida (EE.UU.). EFE

Alonso vuela en Sebring e intentará reforzar su liderato desde la 'pole'

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 5

El español Fernando Alonso (Toyota TS050 Hybrid), que batió el récord de vuelta, buscará fortalecer, desde la 'pole', su liderato en el Mundial de Resistencia (WEC, en siglas inglesas) en las 1.000 Millas de Sebring, la sexta prueba del campeonato, que se disputa este viernes en el circuito de Florida (Estados Unidos).

Alonso, que se exhibió y paró el crono en un minuto, 40 segundos y 124 milésimas -récord histórico del circuito-, y su compañero japonés Kazuki Nakajima promediaron, para cubrir los 6.019 metros de la legendaria -y muy bacheada y quebrada- pista estadounidense, un tiempo de un minuto, 40 segundos y 318 milésimas, 485 menos que la media que sacaron con el otro Toyota, el 7, el argentino José María 'Pechito' López y el inglés Mike Conway.

El genial piloto asturiano 'voló' en la noche de Florida y en su tanda ya le encajó casi un segundo (958 milésimas) a Conway, para, junto al crono de Nakajima (1:40.513), firmar una media que mejoró en casi medio segundo la del otro coche nipón, que también pilotó 'Pechito', que, con problemas al principio, acabó girando en 1:40.544.

La batalla fratricida entre los dominantes híbridos de Toyota, que encabezan la principal categoría del WEC (la LMP1) se trasladó al vetusto circuito, de 17 curvas, construido sobre un aeródromo empleado como base de entrenamientos durante la II Guerra Mundial, el Hendricks Army Airfield.

Y de momento, arrancó con ventaja para Alonso y sus compañeros, que ganaron, en 2018, las dos primeras carreras, las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica) y las prestigiosas 24 Horas de Le Mans (Francia). Antes de que, tras firmar otro 'doblete' con el coche del astur en primera posición, ambos Toyota quedasen descalificados, por irregularidades en el fondo plano, de las Seis Horas de Silverstone (Inglaterra).

Las dos últimas carreras también concluyeron con un 1-2 para el Toyota Gazoo Racing, pero con el coche de 'Pechito', Kobayashi y Conway ganando las Seis Horas de Fuji (Japón) y las Seis de Shanghái (China). De donde Alonso y sus colegas salieron contrariados, al entender que la estrategia de su escudería -que se acabó disculpando con ellos- les había perjudicado en beneficio del coche 7.

Cuatro meses después y a falta de tres carreras para el final de la 'Súper-temporada' Alonso, Buemi y Kakajima lideran con 6 puntos de ventaja -los cinco con los que llegaron a Estados Unidos, más el que ganó este jueves con su 'pole' el genio astur- sobre el 'otro Toyota', el de 'Pechito'. Que apuntó a Efe que "la relación entre los pilotos es buena, porque" todos ellos son personas maduras "y lo que pasa en pista se queda en pista".

"Lo de afuera es otra cosa", añadió este jueves el argentino, que, con anterioridad a la calificación, había sido el mejor en el tercer y último entrenamiento libre, que, a diferencia de los dos del miércoles, fue de una hora, en lugar de 90 minutos. En el que Alonso fue segundo, en el circuito que albergó la primera carrera de resistencia disputada en Estados Unidos, en 1952: las 12 Horas de Sebring, prueba ahora incluida en el campeonato IMSA y que se disputará el sábado.

Pero en la sesión de calificación, cuyos veinte minutos se disputaron a partir de las diez de la noche, Alonso demostró que no ha venido a Florida a hacer turismo. Y nada más ponerse al volante, pulverizó las marcas, añadiendo un punto más a la diferencia sobre el otro coche del equipo Toyota.

A diferencia de las carreras de seis horas, el triunfo en Sebring concede 32 puntos, en vez de 25; mientras que el segundo clasificado suma 23, en vez de 18. Motivo por el que la carrera de este viernes será de gran importancia para el desenlace de un certamen que se cerrará con las dos pruebas que se repiten, las de Spa-Francorchamps y Le Mans.

Alonso, que por la tarde ya apuntaba que era "optimista" y que confiaba en poder "ganar aquí en Sebring", indicó de nuevo a Efe tras su nueva exhibición que está "contento"; se mostró cauto, "porque las 'poles' cuentan siempre lo justo", pero festejó que ese primer puesto en parrilla suponga "un punto más en el campeonato".

Las 1.000 Millas de Sebring arrancarán a la cuatro de la tarde (las nueve de la noche en horario peninsular español, las 20:00 horas GMT) y concluirán un vez cubierto el recorrido, que, convertido, equivale a 1.609 kilómetros; o, en su defecto, cuando se alcancen las ocho horas de competición. Es decir, a medianoche: las cinco de la mañana del sábado en Centroeuropa.

Redacción

Redacción

noticias 43K RANK 1
lecturas 264K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook