noscript image

Antonio de la Rosa, próxima parada: llegar al Polo Sur en solitario

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 2

Pin El piragüista Antonio de la Rosa. EFE/Héctor Martín/Archivo
El piragüista Antonio de la Rosa. EFE/Héctor Martín/Archivo

Antonio de la Rosa, próxima parada: llegar al Polo Sur en solitario

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 2

Antonio de la Rosa (Valladolid, 1969) pasó recientemente a la historia del deporte aventura al convertirse en el primer ser humano en cruzar el Pacífico con una embarcación de paddle surf.

Después de superar la fase más aguda de la cuarentena por el coranavirus, el próximo sueño épico ya tiene diseño: llegar desde el extremo sur de Argentina al Polo Sur en solitario y por sus propios medios.

En el Pacífico navegó De la Rosa a 30 grados de temperatura, de pie en la embarcación diseñada por él mismo, de 7 metros de eslora y 700 kilos de peso, donde cargó comida para 3 meses. Bajo el lema "Salvemos el Océano" cumplió su hazaña.

En su próximo examen de supervivencia espera aguas heladas y revueltas e inmensas travesías en esquís y trineos a 40 grados bajo cero.

Durante el confinamiento, De la Rosa ha estado dando forma al desafío de llegar al Polo Sur "por aire, mar y tierra".

"Empezaré en Ushuaia para llegar remando a la Isla Livingstone", lugar donde está situada la base científica española en la Antártida. Serán cerca de 1.000 kilómetros remando en posición sentada", explicó en una entrevista con Efe.

El próximo tramo ofrece la travesía del Mar de Wedell, otros 2.000 kilómetros, esta vez con la posibilidad de desplazarse a remo, con vela o cometas. "Será la mejor opción, pues hay que tener en cuenta que podría encontrarme con hielo".

La tercera gran etapa consistirá en llegar al continente helado y atravesar el Polo Sur tirando del trineo, unos 1.300 kilómetros. "Espero que el tiempo total del proyecto sea de 4 meses máximo, a partir de noviembre de 2021", precisó.

DE LA ROSA EN SOLITARIO, SIN AYUDA EXTERNA

La particularidad del desafío llamado Tri Winter Challenge es que lo afrontará dependiendo de sí mismo, sin ayuda externa, en autosuficiencia absoluta. "Quiero intentar ser el primer hombre de la historia en llegar al Polo Sur en solitario y completa autonomía, desde Ushuaia en el extremo sur de Argentina hasta el continente helado", subrayó.

De la Rosa comentó que "todos los años se organizan viajes a través de dos empresas americanas que por 70.000 euros te llevan a una base situada en la Bahía de Hércules y hasta el Polo Sur", pero su proyecto no busca precisamente esa idea tan confortable, porque su espíritu es otro.

Antonio de la Rosa saldrá a remo desde Ushuaia con dirección a la Isla de Livingston, en la Antártida, lugar donde se ubica la base española de investigación Juan Carlos I.

Desde ese lugar De la Rosa decidirá si pone en su embarcación una vela o una cometa que le impulse hasta la Bahía de Hércules, un recorrido de 2.200 kilómetros.

"En la Bahía de Hércules llega el turno para los esquís, donde espera la travesía hasta el Polo Sur, otros 2.000 kilómetros, donde se encuentra otra base internacional y un pequeño aeropuerto", explicó.

El aventurero español es consciente de los peligros que puede esperar en el trayecto. "Un punto difícil será llegar al Cabo de Hornos, lugar donde naufragan muchos barcos, y luego atravesar el Estrecho de Drake, que de estrecho no tiene nada porque son 1.000 kilómetros de navegación, un lugar también peligroso porque es donde confluyen el Atlántico y el Pacífico y el mar está muy revuelto", dijo.

Y detalló que quiero hacerlo a remo, "algo no realizado aún por nadie".

"Para ello necesito que haga buen tiempo, con días tranquilos y viento del norte y remar una semana a tope. Si no hace bueno me meteré en la cabina y a aguantar el tirón", afirmó.

A diferencia de su travesía del Pacífico en su embarcación de paddle surf, donde navegó remando de pie, en esta ocasión la posición será sentada, "más cómodo porque así haces más palanca y vas más estable, más seguro".

El objetivo de ir al Polo Sur en solitario es una inquietud personal y aventurera que contrasta con la comodidad de conseguir el mismo objetivo por la vía comercial, ya que por un buen puñado de dólares o euros se puede conseguir, pero sin épica.

"Quiero ir al Polo Sur en solitario y dependiendo de mí. Eso no lo ha echo nadie todavía y quiero ser el primero en lograrlo. Hay expediciones que te llevan, pero no me interesa el proyecto comercial, prefiero ser autónomo, hacer algo diferente", relató.

Con la fecha prevista de noviembre de 2021, a Antonio de la Rosa su aventura le costará casi medio año y debe prepararse a conciencia, además de lograr el apoyo económico que permita el proyecto.

"ESPERO NO TENER QUE CAZAR FOCAS"

"Tengo que calcular la comida para 4 ó 5 meses y usaré el barco con el que atravesé el Pacífico, así como mi propio trineo. Las bajas temperaturas", advirtió, "también serán un obstáculo importante. En el Pacífico estuve a 30 grados, ahora espero unos 40 bajo cero. La supervivencia en estos retos es fundamental. Espero no tener que recurrir a la pesca o a la caza de focas para poder comer, como hacían los exploradores antiguos".

Las hazañas abundan en el palmarés del aventurero español, bombero de profesión, aunque ya retirado. En 2014 completó la ruta Iditarod (Alaska): 1.700 kilómetros con esquís de fondo en 42 días. Unos meses después se convirtió en el primer español en participar y ganar la Rames Guyane.

Aquello sí que fue una "cuarentena" larga sin compañía alguna. Fueron 64 días en un bote de remos para completar los 4.700 km que separan Dakar (Senegal) de Kourou (Guayana Francesa) en el océano Atlántico.

En 2018 ganó y batió todos los récords en la Lapland Extreme Challenge: fue la primera persona que acabó esta travesía de 1.000 km por Laponia en solitario.

Inquietud, aventura, riesgo. La forma de ser feliz de Antonio de la Rosa en tiempos difíciles.

Carlos de Torres

Redacción

Redacción

noticias 60K RANK 1
lecturas 422K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook