noscript image

Brasil avisa con una brillante victoria sobre Croacia

Redacción por Redacción @besoccer_com - 13

Pin La jugadora de la selección brasileña De Paula (d) ante la croata Krsnic durante el partido del Mundial de Balonmano disputado este jueves en el pabellón Ciutat de Castelló, en Castellón. EFE/Doménech Castelló
La jugadora de la selección brasileña De Paula (d) ante la croata Krsnic durante el partido del Mundial de Balonmano disputado este jueves en el pabellón Ciutat de Castelló, en Castellón. EFE/Doménech Castelló

Brasil avisa con una brillante victoria sobre Croacia

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 13

La selección brasileña femenina de balonmano, campeona del mundo en el año 2013, parece dispuesta a reverdecer viejos laureles, tras arrancar este jueves su andadura en el Mundial de España con una brillante victoria (25-30) sobre Croacia, medallista de bronce en el último Campeonato de Europa.

Tampoco fallaron los equipos de Dinamarca, que goleó por 34-16 a Túnez, y de Hungría, que se impuso por 35-29 a Eslovaquia, en una jornada en la que Paraguay cayó derrotado por un contundente 40-17 ante Japón.

Claros resultados que no tuvieron, sin embargo, el impacto del triunfo del equipo brasileño, que mostró ante Croacia el nivel que le llevó a cuestionar la hegemonía europea al inicio de la pasada década.

Liderado por una espectacular Bruna de Paula, autora de siete dianas, el conjunto brasileño no dio la más mínima opción a una Croacia, que nunca encontró respuesta al eléctrico juego de la lateral del Metz francés.

Y es que Bruna de Paula no sólo martilleó una y otra vez la portería balcánica, sino que además asistió e hizo jugar a Brasil a un nivel que no se le recordaba en los últimos grandes campeonatos, como demostró la gris undécima plaza en la que concluyó los Juegos Olímpicos disputados el pasado verano en Tokio.

Pero la selección brasileña no se reduce únicamente a Bruna de Paula, ya que el conjunto sudamericano posee un rocosísima defensa liderada por Tamires Araujo y Samara Vieira, que conformaron un infranqueable muro en el eje central.

Sin olvidar, como no, a la portera "Babi" Arenhart, una de las pocas supervientes junto con la central Ana Paula del equipo que se proclamó campeón del mundo en el año 2013 en Serbia, que con sus paradas permitió a Brasil alcanzar una máxima renta de nueve goles (17-25) mediado el segundo tiempo.

Una ventaja con la que las de Cristiano Rocha, que sustituyó en el cargo al español Jorge Dueñas tras los Juegos de Tokio, parecieron dar por concluido el encuentro, lo que no desaprovechó Croacia para "maquillar" el marcador, como reflejó el 25-30 final.

Circunstancia que no desaprovechó Japón para situarse, gracias a su mejor diferencia de goles, como el primer líder del grupo G, que se disputa en Castellón, tras imponerse por un contundente 40-17 a Paraguay.

Ni el empeño de la pivote Sabrina Fiore ni de la lateral María Fernández, que firmaron casi la mitad de los goles del conjunto sudamericano, pudo impedir la derrota de Paraguay, que apenas superado el ecuador de la primera mitad ya perdía por un claro 12-4.

Tampoco tuvo ningún problema para sumar su primer triunfo en el torneo la selección de Dinamarca, que liderado por una infalible Kathrine Heindahl, que no erró ni uno sólo de los seis lanzamientos que intentó, derrotó por un claro 34-16 a Túnez, en un duelo en el que las nórdicas arrancaron con un demoledor parcial de 9-2 en los primeros once minutos de juego.

Una goleada que permitió a las danesa arrebatar la primera plaza del grupo F, con sede en Granollers, a Corea del Sur, que derrotó por un abultado 37-23 al Congo, en un choque que las asiáticas, campeonas del mundo en el lejano 1995, dejaron sentenciado al descanso con un claro 22-11.

Muchos más apuros pasó Hungría, que se impuso por 35-29 a Eslovaquia, en un encuentro que las magiares no lograron desnivelar a su favor hasta los minutos iniciales de la segunda mitad, cuando acabaron con la resistencia (23-18) del conjunto eslovaco gracias a un parcial de 0-6

La mayor profundidad de banquillo del equipo magiar, en el que destacó la actuación de la lateral Noemi Hafra, autora de siete tantos, terminó con el sueño de una Eslovaquia, que se mostró este jueves como un equipo mucho más competitivo que el que cayó con claridad ante España, Alemania y Polonia en un torneo previo a la cita mundialista.

Quien no sufrió en su estreno en el Mundial fue la selección alemana, que se aupó a la primera plaza del E, con sede en Llíria y el único integrado por cuatro conjuntos europeos, tras imponerse por 31-21 a la República Checa, en un choque que las germanas, entre las que destacó la central Alina Grijseels, sentenciaron (24-12) con un parcial de 7-2 en los primeros diez minutos de la segunda mitad.

Por su parte, Austria se confirmó como el principal rival de España, que se impuso el miércoles por un claro 29-13 a Argentina, en la lucha por el liderato del grupo H, tras golear este jueves por 38-27 a China, en un encuentro en el que las centroeuropeas tan sólo pudieron contar con doce jugadoras, tras detectarse cuatro positivos por coronavirus en el equipo austríaco.

Pero ni las bajas, algunas tan importantes como la de la portera Petra Blasek o la de la central Sonja Frey, la principal referencia ofensiva de la selección austríaca, impidieron un plácido debut para las de Herbert Müller, que dejaron resuelta la contienda al descanso con los nueve goles de ventaja (22-13) con los que cerraron el primer período.

Redacción

Redacción

news 77K RANK 1
lecturas 518K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook