Cinco días que pueden cambiar el deporte invernal en España

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 8

Pin
El patinador español Javier Fernández. EFE/Archivo

Cinco días que pueden cambiar el deporte invernal en España

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 8

El deporte invernal español, que en los Juegos de PyeongChang está representado por dos federaciones, la de nieve (RFEDI) y la de hielo (RFEDH), afrontará en sólo cinco días una serie de competiciones en Corea del Sur que podrían, caso de salir bien las cosas, cambiar de forma notoria el destino de estas disciplinas, relegadas siempre a un segundo plano.

Con la llegada este domingo a Gangneung del patinador artístico Javier Fernández, doble campeón mundial y seis veces (seguidas) campeón de Europa, España ya tiene en zona olímpica a su principal baza. Pero el madrileño 'SuperJavi', de 26 años, deberá esperar hasta el próximo fin de semana para empezar a sacarse la espina de la anterior cita olímpica -en la que fue cuarto-; confiando en que el destino le devuelva en Corea del Sur lo que le quitó en Rusia.

El perfeccionista de Cuatro Vientos, que llegó este domingo a Corea, procedente de Toronto (Canadá) y en compañía de su segunda entrenadora, la canadiense Tracy Wilson (su compatriota el técnico principal, Brian Orser, ya lleva varios días en los Juegos) será el último de los potenciales candidatos al éxito del equipo español que saldrá a escena.

La primera que intentará buscar la tercera medalla olímpica invernal de toda la historia de España será la catalana Queralt Castellet, en el 'halfpipe' de snowboard, que arrancará este lunes con la calificación y se cerrara con la final del martes (de madrugada, en horario español), reservada a las mejores doce.

Queralt, nacida hace 28 años en Sabadell (Barcelona), intentará ampliar un exiguo botín que se debe enteramente a la familia Fernández Ochoa. Gracias, en primera instancia, a la apoteósica hazaña de 'Paquito' ganando oro en el eslalon de esquí alpino hace 46 años, en Sapporo (Japón); y a la no menos destacable proeza de su hermana Blanca, en la misma disciplina y en Albertville (Francia), veinte años después.

Desde el éxito de Blanca -que abrió la puerta a las mujeres, logrando para España el primer trofeo olímpico (de verano o invierno) en una competición femenino-, hasta la fecha se ha pasado cerca en un par de ocasiones.

Pero tan sólo se han podido anotar los Diplomas Olímpicos logrados en Salt Lake City 2002 (EEUU) por la esquiadora alpina andaluza María José Rienda -la española con más victorias en la Copa del Mundo (6)-, que acabó sexta el gigante; por el 'rider' catalán Jordi Font, cuarto en el boardercross de Turín'06 (Italia); y los dos que lograron en Sochi (Rusia), hace cuatro años, 'SuperJavi' -cuarto en patinaje- y Lucas Eguibar -séptimo en boardercross-.

Será precisamente Eguibar el siguiente en pasar por caja, después de que Queralt, que viene de ganar la Copa del Mundo de Snowmass (EEUU) y ser tercera en la de Laax (Suiza), salga a por todo en el Phoenix Park, donde se la espera en la final del martes.

'Luki', donostiarra -ganador de la Copa del Mundo hace tres temporadas-, que el viernes celebró su vigésimo cuarto cumpleaños ondeando la bandera en el desfile en el que encabezó el equipo español durante la Ceremonia de apertura, fue doble subcampeón en los Mundiales de Sierra Nevada, el año pasado.

Y aspira a ser, el próximo jueves, uno de los principales rivales del galo Pierre Vaultier, gran favorito en una competición en la que no saldrá como comparsa el ceutí de la federación andaluza Regino Hernández (26). Plata por equipos, junto a Eguibar, en los campeonatos disputados en la citada estación andaluza. Y que, al igual que él, ha sido campeón del mundo júnior.

En el 'boardercross', aparte del talento y la destreza, influye mucho la suerte. La gente se juega los cuartos en un circuito con saltos, módulos y curvas, en el que los aspirantes se eliminarán en rondas de seis en seis. Y en el que pueden abundar las caídas.

Es una disciplina en la que, obviamente, pueden pasar muchas cosas. Pero la único segura es que sin estar a un altísimo nivel no se participa en esta lotería deportiva.

Un día después del 'boardercross' saldrá a escena Javier Fernández -a diferencia de los anteriores, perteneciente a la RFEDH-, bien para intentar ponerle la guinda al pastel, o con un potencial salvavidas redentor en sus patines.

'SuperJavi' disputará ese día el ejercicio corto, en víspera del programa libre del próximo sábado, que decidirá las medallas.

En cinco días, entre el martes y el sábado, España se la juega en PyeongChang. Si la cosa fuese bien, el motor del deporte invernal, frío como el hielo y la nieve, podría, al fin, ponerse en marcha.

Redacción

Redacción

noticias 32K RANK 1
lecturas 151K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook