noscript image

Francia sufre, Noruega sobrevive y Egipto convence

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 0

Francia sufre, Noruega sobrevive y Egipto convence

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 0

La selección de Francia dio un nuevo paso hacia los cuartos de final del Mundial de Egipto al imponerse este miércoles, no sin sufrimiento, por 29-26 a Argelia, en una jornada en la que Noruega sobrevivió a la catástrofe con el agónico triunfo (28-29) que sumó ante Portugal.

De hecho, sólo la madera, que repelió el lanzamiento final de Rui Silva, evitó el empate del conjunto luso, que hubiera dejado a Noruega, finalista en las dos últimas ediciones a expensas de fallos de terceros para poder acceder a los cuartos de final.

Y es que Portugal volvió a dar muestras del crecimiento exponencial que ha vivido en los últimos años y que ya convirtió a los de Paulo Pereira en la gran revelación del pasado Europeo, en el que apearon de la segunda fase a la todopoderosa Francia.

Un crecimiento basado en el talento que destila un joven equipo, que este miércoles tuvo, sin embargo, su principal referencia en el veteranísimo portero Humberto Gomes, de 43 años, al que apenas le bastaron poco más de diez minutos sobre la pista para poner contra las cuerdas a Noruega.

Gomes, que cerró el choque con un 60 por ciento de paradas, colapsó por completo el juego ofensivo del conjunto nórdico, que poco a poco vio decrecer hasta quedar en nada los hasta cuatro tantos de ventaja (17-21) con los que llegó a contar en el arranque de la segunda mitad.

Una espectacular remontada que sólo se vio truncada por las dos exclusiones que sufrió en los seis minutos finales el equipo portugués, que pese a todo se las ingenió para llegar a los últimos segundos de partido con el balón en posesión para empatar.

Pero el ataque con siete hombres que tan bien le había funcionado a los de Paulo Pereira en el tramo final del choque, no surtió efecto, obligando a Rui Silva a un forzado lanzamiento que se estrelló en la madera.

Ese error permitió a Noruega sumar un triunfo (28-29) que no sólo permite a los de Christian Berge superar a Portugal en la clasificación, sino depender de sí mismos para acceder a los cuartos de final.

La selección francesa ve más cerca esa ronda pese a los apuros que pasó para doblegar por 29-26 a Argelia, en un encuentro que volvió a despertar las dudas sobre el auténtico nivel del conjunto galo.

Si los de Guillaume Gille ya dejaron ante Suiza, en un choque en el que los helvéticos dispusieron de un último lanzamiento para poder empatar, alguna que otra sombra, este miércoles las redobló con el sufrido triunfo (29-26) cosechado ante los argelinos.

Esas dificultades obligan a cuestionarse si el conjunto francés, consciente del largo camino que aun le queda por delante, se reservó en exceso ante el equipo norteafricano, o si el golpe de autoridad que propinó ante Noruega en la primera jornada es un simple espejismo.

Lo cierto es que Francia sufrió lo indecible para vencer al conjunto norteafricano, en un encuentro en el que Argelia dejó claro desde el principio que no estaba dispuesto a poner las cosas fáciles a la galos, tras situarse con una ventaja de 1-5 apenas nada más empezar.

Un marcador que los galos parecieron dejar en una simple anécdota con los dos goles de ventaja (16-14) con los que se marcharon al descanso, pero si Francia pensaba que la pesadilla se había acabado se equivocaba, como reflejó el 26-26 con el que se llevó a poco más de siete minutos para el final.

Tiempo en el que surgió la figura de Jean Jacques Acquevillo, sustituto de última hora del lesionado Elohim Prandi, que con dos goles finales certificó la victoria (29-26) del equipo francés, pero no acabó con las dudas que se empeña en generar el equipo francés.

Por su parte, Suiza, que entró en el último momento en el campeonato tras la retirada de Estados Unidos, se aferró a sus opciones de clasificación, tras imponerse este martes por 20-18 a Islandia, en un encuentro con un marcador de antaño.

Si vibrante se antoja la pelea entre Francia, Noruega y Portugal por las dos plazas de cuartofinalista en el grupo III, no menos intensa se perfila la batalla en el grupo IV, tras el empate (26-26) cosechado por Suecia ante Bielorrusia, y que llevó a perder a los escandinavos parte de la ventaja que traían de la primera ronda.

Un empate que pudo haber sido, incluso, pero para el conjunto sueco, que llegó a perder hasta por ocho goles (5-13) en la primera mitad.

Pero los suecos no sólo lograron igualar la contienda, sino que llegaron a los últimos segundos por delante en el marcador (26-25) y el balón en su posesión.

Sin embargo, el fallido lanzamiento final del lateral Alfred Jonsson, uno de los máximos responsables de la remontada sueca, permitió una última posibilidad que el extremo Andrei Yurinok no desaprovechó para firmar el 26-26 final.

Un tropiezo que no desaprovechó Egipto para acercarse a los suecos en la clasificación, tras doblegar por 23-28 a Rusia, hasta ahora una de las revelaciones del torneo, en un encuentro en que los anfitriones volvieron a dejar clara su condición de aspirante.

Y es que Egipto no sólo cuenta con la magia de Ahmed Elahmar, que volvió a dejar detalles de su incuestionable calidad, sino que cuenta con competente grupo de jugadores que le dan derecho a soñar.

Tampoco falló Eslovenia, que mantuvo vivas sus opciones de clasificación, al derrotar por un contundente 21-31 a una Macedonia del Norte, que apenas pudo aguantar el ritmo de los eslovenos durante veinte minutos. Javier Villanueva

Redacción

Redacción

noticias 65K RANK 1
lecturas 435K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook