noscript image

Pascal Maria: "El Nadal-Federer es un partido que uno busca"

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 87

Pin Imagen de archivo del juez de silla Pascal Maria (i). EFE/Larry W. Smith/Archivo
Imagen de archivo del juez de silla Pascal Maria (i). EFE/Larry W. Smith/Archivo

Pascal Maria: "El Nadal-Federer es un partido que uno busca"

Redacción por Redacción @besoccer_com - 0 87

El francés Pascal Maria fue el juez de silla de la final de Wimbledon de 2008, un duelo histórico que se repite 11 años después este viernes, pero en semifinales, y que el colegiado de Niza recuerda de forma especial porque es "ese tipo de partidos que uno busca durante su carrera", aunque también asegura que le hubiera encantado pitar el Kyrgios-Nadal de esta edición.

Tras haber intervenido en catorce finales de Grand Slam y nueve de la Copa Davis. Maria ocupó, como él mismo asegura en conversación telefónica con EFE, "el mejor sitio del estadio", en una final que califica de "histórica", y en la que él tuvo el placer "de formar parte de la misma".

"Mi recuerdo es grande, fue uno de los grandes duelos de la historia del tenis, como vosotros los miembros de los medios de comunicación observasteis en su momento", dice Pascal desde París donde regresó anoche tras permanecer en Londres varios días con reuniones, algo que forma parte de su nuevo trabajo en la Federación Francesa de Tenis como responsable del área internacional.

"El tenis fue muy bueno, la atmósfera que lo rodeó fue especial", prosigue entusiasmado al recordarla. "Lo recuerdo perfectamente como si hubiera sido ayer. Fue un partido para los anales del tenis, porque el juego fue increíblemente bueno", dice.

"Los jugadores estuvieron muy bien, pero lo que más recuerdo es que el partido fue de cuatro horas, un duelo histórico (en realidad fueron cuatro horas y 48 minutos con dos interrupciones por la lluvia), que todo el mundo recuerda y que no defraudó a nadie, y el mejor cumplido que puede recibir un árbitro es que nadie rememora nada malo sobre el mismo", asegura el francés.

Pascal Maria tiene en su mente aún aquel duelo, que no registró mayores problemas. "Si acaso el del tiempo entre los puntos", dice y que el Ojo de Halcón no funcionó al final, y los jugadores tuvieron que aceptarlo", observa. Como aquel partido fue tan largo la visibilidad comenzó a bajar y las cámaras no podían detectar con claridad el bote de la bola.

"Tuve que decírselo a los jugadores", señala, "pero es una situación común. Lo bueno es que nadie recuerda el partido por eso".

"En cualquier caso fue un encuentro muy especial para mí", dice Maria, que se privó de uno de los placeres de su vida, dirigir partidos en los Grand Slams hace dos temporadas. "Dejé el arbitraje hace tiempo y quise dejarlo cuando estaba aún arriba en un buen momento, y no cuando me hubiera aburrido de ello", asegura.

"He hecho grandes partidos y grandes finales. Como amante del tenis siempre quieres estar involucrado de alguna manera. Como juez de silla tenía entonces el mejor sitio del estadio", rememora Pascal, que al serle preguntado por EFE si le gustaría dirigir el duelo de este viernes se muestra rotundo: "Independientemente de que sea una semifinal o final, me encantaría formar parte de ello, porque soy un amante del tenis".

"Ese tipo de partidos es lo que uno busca durante su carrera. Hubiera ocurrido igual con el partido de segunda ronda contra Kyrgios, que ha sido uno de los mejores. Me hubiera gustado estar ahí", dice Maria.

"Cuando eres árbitro vives tu sueño en directo y puedes hacer esta clase de partidos. Extraño esa sensación de antes de los encuentros, y todo lo que les rodea. Pero todo tiene que parar algún día. Fue mi decisión y ahora deseo al que lo haga que tenga mucha suerte", comenta Pascal que con mucha educación elude pronunciarse sobre su favorito este año. "No puedo hacerlo, solo deseo que sea una buena victoria", dice.

Miguel Luengo

Redacción

Redacción

noticias 51K RANK 1
lecturas 386K RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeCrowd on Facebook